Proyecto de Regla Stateside Renuncia

Contáctenos Ahora

Por: Griselle Garcia, Esq.

Un ciudadano americano ó un residente permanente puede presentar una petición para ciertos familiares. Bajo las normas actuales del Departamento de Homeland Security (DHS), si un familiar entró en algún momento a EEUU sin la documentación adecuada, en la gran mayoría de casos el inmigrante tiene que regresar a su país de origen y realizar lo que se conoce como un procedimiento consular.

Lamentablemente, cuando el familiar sale de los EEUU, se activa una prohibición de regresar que podría ser de 3 ó 10 años, dependiendo del tiempo que haya estado en los EEUU sin permiso. Esta situación se resuelve con la presentación de un “perdón” o waiver, de cualificar para el mismo.

Dicho perdón puede solicitarse si se puede demostrar que la prohibición de regresar a los EEUU le causaría un daño extremo al familiar ciudadano americano o residente permanente. Este perdón puede ser presentado siempre y cuando el peticionario sea el cónyuge o padre del beneficiario.

El sistema establecido actualmente requiere que el inmigrante salga de los EEUU previo a solicitar dicho perdón. Por tanto, para solicitar dicho perdón, el inmigrante tiene que entrevistarse con el oficial consular en la Embajada de EEUU en el país de origen del inmigrante. Este oficial consular haría la determinación de la prohibición, y es entonces que se presentaría el perdón ante dicho consulado. Esta situación actualmente conlleva que la familia esté separada por largos periodos de tiempo. Más aún, existe un riesgo de que el perdón no sea concedido y que la persona esté prohibida de regresar hasta tanto el tiempo de castigo transcurra.

Sin embargo, DHS está en las etapas finales de activar un perdón que se podrá presentar en los EEUU antes de que el inmigrante salga para su entrevista consular. En otras palabras, aquel inmigrante que entienda que va a tener el castigo de 3 ó 10 años dado a la manera que entró a los EEUU, tendrá la oportunidad de presentar la petición de perdón previo a su salida para su entrevista consular. Una vez el inmigrante obtiene este perdón provisional, entonces es que se continuaría con la entrevista consular. Por tanto, aunque el inmigrante tendría que ir a su país de origen para dicha entrevista, el tiempo de separación de su familia va a ser significativamente corto ya que va con el perdón provisional aprobado. Este procedimiento especial tendrá el efecto beneficioso de evitar que la familia esté separada por largo tiempo.

Este nuevo procedimiento estará disponible para aquellos inmigrantes que puedan demostrar que su cónyuge o padre (ciudadanos americanos) sufriría un daño extremo si el inmigrante no puede regresar a los EEUU. Este perdón provisional únicamente podrá utilizarse en casos de que la prohibición sea como resultado de presencia ilegal en los EEUU (no por razones de algún historial criminal u orden de deportación previa). Al presente, sólo se está contemplando para familiares de ciudadanos americanos, no para casos de residentes permanentes. Los casos en que sean los peticionarios residentes permanentes se continuarían realizando con el sistema actualmente en vigor, donde el perdón se tendría que solicitar ante el oficial consular.

Existe un gran temor entre los inmigrantes en comenzar este procedimiento, dado a la incertidumbre de si se le va a conceder el perdón y el tiempo de separación de la familia. Sin embargo, con esta nueva directriz que próximamente será implantada, ayudará a una gran cantidad de familias en lograr legalizar la permanencia del inmigrante en los EEUU.

Llámenos sin cargo al 1.877.377.1247 para programar una cita en nuestras oficinas en Richmond. Hablamos inglés, español, y portugués.

Pagar En Línea Visa, Mastercard, American Express, Discover
Contáctenos Ahora