¿Qué debe hacer una persona que es víctima de un delito o crimen violento y se encuentra en una situación inmigratoria irregular?


Es muy común que las Es muy común que las personas que resultan víctimas de un delito o crimen violento no denuncien el hecho a la policía por temor cuando su situación inmigratoria es irregular. Naturalmente, la falta de un estatus legal que proteja la presencia legal de la víctima en el país, en muchos casos hace que ese delito nunca llegue a oídos de la policía. Lamentablemente, muchas veces la víctima permanece callada por temor a que si se acerca a las autoridades, ésto le pueda traer consecuencias negativas adiciones, tales como una posible deportación.

Sin embargo, esto no tiene que necesariamente ser así. A fin de proteger estas víctimas en situación vulnerable, el Gobierno de los Estados Unidos ofrece a aquellas personas que han sido víctimas de un delito violento o abuso doméstico, la posibilidad de solicitar una visa humanitaria: La denominada “Visa U”. La visa U está pensada para proteger a las víctimas de crímenes violentos o abusos domésticos y le otorga la posibilidad de regularizar su situación migratoria. Mediante una petición a las autoridades, la víctima puede obtener en una primera etapa un estatus protegido en el cual se le otorgará un permiso de trabajo. Eventualmente, luego de finalizado el proceso, en caso de ser exitoso, la víctima podría obtener la plena ciudadanía con todos los beneficios que ella conlleva.

Para que la Visa U sea otorgada, la víctima tiene que colaborar con la policía para que el delito sea investigado y el criminal pueda ser eventualmente encarcelado. Consecuentemente, la víctima debe ir a la corte a testificar en caso que la policía o el fiscal se lo soliciten. Para poder iniciar un trámite para solicitar una visa de este tipo, se necesita poder probar dos elementos. En primer lugar, se debe poder probar que la persona fue víctima de un delito violento (por ejemplo un robo con un arma de fuego o un arma blanca). En segundo lugar, debe poder probar que colaboró con la policía en la investigación de dicho delito.

Por lo tanto, la víctima tiene que haber hecho una denuncia formal del delito violento a la policía de la jurisdicción. La víctima siempre puede pedir a la policía una copia de la denuncia que realizó respecto al hecho del que fue víctima, y la policía tiene obligación de entregársela. Un abogado podrá ayudar a la víctima a redactar una carta para solicitar dicha copia de la denuncia, pero el abogado no podrá hacer él mismo el pedido a la policía, es decir, deberá solicitarla la víctima directamente. Luego, la víctima debe probar que colaboró con la policía y para ésto generalmente se le pide a la policía que le haga una carta donde explique que la víctima colaboró con la policía en la investigación del crimen denunciado. La entrega de esta carta es una decisión discrecional de la policía y si ella decide no darle la carta, no se la puede obligar a hacerlo. Alternativamente, en el caso que se haya iniciado un proceso formal en contra del sospechoso y se lo haya llevado a corte, existe también la posibilidad de pedir la carta acreditando la colaboración de la víctima al fiscal que ha intervenido en el caso. Pero si el sospechoso no fue encontrado, o no se le presentaron cargos formales, no habrá intervención de un fiscal. En éstos casos, cuando no hay intervención de un fiscal, la única posibilidad de obtener prueba de la colaboración de la víctima en la investigación del crimen sería que la policía otorgue la carta que mencionamos anteriormente. Un abogado especialista podrá acompañar ypersonas que resultan víctimas de un delito o crimen violento no denuncien el hecho a la policía por temor cuando su situación inmigratoria es irregular. Naturalmente, la falta de un estatus legal que proteja la presencia legal de la víctima en el país, en muchos casos hace que ese delito nunca llegue a oídos de la policía. Lamentablemente, muchas veces la víctima permanece callada por temor a que si se acerca a las autoridades, ésto le pueda traer consecuencias negativas adiciones, tales como una posible deportación. Sin embargo, esto no tiene que necesariamente ser así. A fin de proteger estas víctimas en situación vulnerable, el Gobierno de los Estados Unidos ofrece a aquellas personas que han sido víctimas de un delito violento o abuso doméstico, la posibilidad de solicitar una visa humanitaria: La denominada “Visa U”. La visa U está pensada para proteger a las víctimas de crímenes violentos o abusos domésticos y le otorga la posibilidad de regularizar su situación migratoria. Mediante una petición a las autoridades, la víctima puede obtener en una primera etapa un estatus protegido en el cual se le otorgará un permiso de trabajo. Eventualmente, luego de finalizado el proceso, en caso de ser exitoso, la víctima podría obtener la plena ciudadanía con todos los beneficios que ella conlleva. Para que la Visa U sea otorgada, la víctima tiene que colaborar con la policía para que el delito sea investigado y el criminal pueda ser eventualmente encarcelado. Consecuentemente, la víctima debe ir a la corte a testificar en caso que la policía o el fiscal se lo soliciten. Para poder iniciar un trámite para solicitar una visa de este tipo, se necesita poder probar dos elementos. En primer lugar, se debe poder probar que la persona fue víctima de un delito violento (por ejemplo un robo con un arma de fuego o un arma blanca). En segundo lugar, debe poder probar que colaboró con la policía en la investigación de dicho delito. Por lo tanto, la víctima tiene que haber hecho una denuncia formal del delito violento a la policía de la jurisdicción. La víctima siempre puede pedir a la policía una copia de la denuncia que realizó respecto al hecho del que fue víctima, y la policía tiene obligación de entregársela. Un abogado podrá ayudar a la víctima a redactar una carta para solicitar dicha copia de la denuncia, pero el abogado no podrá hacer él mismo el pedido a la policía, es decir, deberá solicitarla la víctima directamente. Luego, la víctima debe probar que colaboró con la policía y para ésto generalmente se le pide a la policía que le haga una carta donde explique que la víctima colaboró con la policía en la investigación del crimen denunciado. La entrega de esta carta es una decisión discrecional de la policía y si ella decide no darle la carta, no se la puede obligar a hacerlo. Alternativamente, en el caso que se haya iniciado un proceso formal en contra del sospechoso y se lo haya llevado a corte, existe también la posibilidad de pedir la carta acreditando la colaboración de la víctima al fiscal que ha intervenido en el caso. Pero si el sospechoso no fue encontrado, o no se le presentaron cargos formales, no habrá intervención de un fiscal. En éstos casos, cuando no hay intervención de un fiscal, la única posibilidad de obtener prueba de la colaboración de la víctima en la investigación del crimen sería que la policía otorgue la carta que mencionamos anteriormente. Un abogado especialista podrá acompañar y asesorar a la víctima en todo el camino desde su petición de la visa hasta la eventual obtención de la ciudadanía norteamericana. 

De modo que, si usted conoce a una persona que se encuentre en una situación inmigratoria irregular y ha sido víctima de un crimen violento o un abuso doméstico, cualquiera sea el lugar en el que esté domiciliado o en el cual haya sido la víctima del crimen, sugiérale que consulte con un abogado porque podría tener la posibilidad de regularizar su situación migratoria y eventualmente acceder a la ciudadanía americana. 

Para investigar si usted puede calificar por una visa U, comuníquese con nuestra oficina al 804.377.7247 para programar una consulta en persona o telefónica para discutir. Cualquier asistente que conteste el teléfono puede programar una fecha mutuamente conveniente. Estamos disponibles para atender clientes de lunes a viernes. Cobramos $ 100 por una consulta de hasta una hora, pero acreditaremos ese pago hacia nuestros honoraros profesionales si nos contrata para ayudarlo.